osteoporosis

Osteoporosis –que quiere decir ‘hueso poroso’- es el término empleado para designar una alteración del metabolismo óseo caracterizada por un trastorno de la resistencia. Esto disminuye la densidad y calidad del hueso y hace que éste se vuelva frágil.

Pequeños esfuerzos pueden provocar la fractura de estos huesos debilitados. Las causas de que se produzca esto pueden ser múltiples, desde el abuso de drogas hasta alteraciones endocrinas como las que tienen lugar durante la menopausia.

Para explicar por qué y cómo aparece la osteoporosis debemos saber antes que en la vida de los huesos tienen lugar dos procesos fundamentales: la formación y la destrucción (resorción) del material óseo. Durante el crecimiento predomina la formación y cuando éste cesa, ambos procesos alcanzan el equilibrio. Si por cualquier motivo la destrucción de hueso supera a la formación aparece la osteoporosis.

Durante la menopausia, la secreción de estrógenos disminuye. Este descenso estimula el reclutamiento y activación de los osteoclastos –las células que destruyen el hueso- de forma que aumenta la resorción. Además, la falta de estrógenos favorece la pérdida de calcio a través del riñón por lo que la disminución de la masa ósea se acelera.

FACTORES DE RIESGO

  • Independientes de la densidad de masa ósea
    • Edad
    • Propensión previa a las fracturas
    • Historia materna de fractura de cadera
    • Tratamiento con glucocorticoides orales
    • Tabaquismo
    • Más de tres bebidas alcohólicas al día
    • Artritis reumatoide
    • Índice de masa corporal inferior o igual a 19 (delgadez)
    • Caídas
  • Dependientes de la densidad de masa ósea
    • Hipogonadismo no tratado
    • Malabsorción
    • Enfermedad endocrina
    • Enfermedad renal crónica
    • Enfermedad hepática crónica
    • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
    • Inmovilidad
    • Algunos fármacos

Síntomas

La gran actividad de los osteoclastos provoca una importante pérdida de hueso entre los primeros cinco a ocho años tras la pérdida del periodo. La osteoporosis tiene fama de ser una enfermedad silente porque durante las primeras etapas no existe ningún síntoma de manera que pasa desapercibida para las mujeres que la sufren.

Pero cuando los huesos ya están muy debilitados aparecen algunos indicios como dolor de espalda, pérdida de altura acompañada de una postura cada vez más encorvada y aparición de fracturas vertebrales, de muñeca o cadera.

Tratamiento

Partiendo de la base de que el mejor tratamiento de la osteoporosis es la prevención, una vez detectado el problema en la mujer postmenopáusica existen medidas farmacológicas y no farmacológicas.

Medidas no farmacológicas:

  • Dieta: encaminada a evitar la malnutrición, a obtener una ingesta de calorías adecuada y a regular las cantidades de calcio y vitamina D. La mujer postmenopáusica debería ingerir suplementos adecuados de calcio con las comidas de tal manera que la ingesta total de calcio, incluida la aportada por los alimentos, se aproxime a los 1500 mg/día. La vitamina D es importante porque regula la absorción de calcio en el intestino. En mujeres mayores de 65 años, la dosis necesaria de esta vitamina es de 800 U. Estos suplementos sólo son necesarios en pacientes que no ingieran las cantidades recomendadas de estas sustancias con la dieta.
  • Ejercicio: está demostrado que la actividad física aumenta la masa ósea y disminuye el riesgo de fracturas de cadera en mujeres postmenopáusicas. Además, el ejercicio es útil en la prevención de otras enfermedades, especialmente las cardiovasculares.
  • Tabaco: algunas de las sustancias que contiene el tabaco aceleran la pérdida de masa ósea por lo que se recomienda a las mujeres abandonar este hábito. Dejar de fumar reduce también el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Medidas farmacológicas:

  • Estrógenos: basándonos en la etiología de la enfermedad, lo lógico sería pensar que la Terapia Hormonal Sustitutiva con estrógenos es el tratamiento de elección. Sin embargo, sus múltiples efectos secundarios han provocado que su uso se limite a mujeres postmenopáusicas con elevado riesgo de fracturas que no respondan a otros tratamientos.
  • Bifosfonatos: son sustancias análogas a los pirofosfatos endógenos y cumplen la misma función. Actúan sobre los osteoclastos (las células encargadas de la resorción ósea) frenando la destrucción del hueso. Los más comunes son el alendronato y el risendronato. A largo plazo disminuyen el riesgo de fractura en torno a un 50% para la columna y la cadera según numerosos estudios.
  • Raloxifeno: este fármaco es un modulador selectivo de los receptores de estrógenos que inhibe la resorción ósea sin estimular el endometrio. Su eficacia está demostrada aunque tiene algunos efectos secundarios. La ventaja del raloxifeno es que protege frente al cáncer de mama. Se emplea como terapia de segunda línea en mujeres postmenopáusicas jóvenes con osteoporosis vertebral.
  • Ranelato de estroncio: El producto ha sido autorizado en el tratamiento de la osteoporosis posmenopausica, para la reducción de la fractura vertebral y de cadera. Se cataloga como un fármaco que estimula la formación de hueso y evita, en cierta medida, su destrucción.
  • Calcitonina: es una hormona que es capaz de reducir la destrucción del hueso al disminuir la actividad de los osteoclastos. Posee además un efecto analgésico por lo que suele ser el tratamiento de elección en pacientes con fracturas dolorosas.
  • Hormona paratiroidea: Reduce las fracturas vertebrales y no vertebrales en las mujeres postmenopáusicas, pero debido a su elevado coste se reservan para pacientes con formas severas de la enfermedad que no responden a otros tratamientos.

Ante aplastameintos vertebrales agudos puede recurrirse a medidas no farmacológicas como la vertebroplastia, que consistente en la inyección de un material polímero en el cuerpo vertebral que recupera la forma del hueso y actúa como un potente analgésico. Es un procedimineto que se realiza mediante radiología intervencionista y no requiere ingreso hospitalario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: